Propuesta de apertura de Clubes y Asociaciones de Cannabis Medicinal durante el Estado de Alarma

La nueva legislatura tiene varias asignaturas pendientes. Entre ellas, regular con urgencia el cannabis, tal y como han hecho ya otros países de nuestro entorno. En España hay unos 200.000 usuarios de cannabis medicinal y alrededor de 4 millones para su uso recreativo. Unas 900.000 personas consumen diariamente esta sustancia y sus derivados terapéuticos, entre ellos niños, a los que permite encarar el día a día con menos dolor y medicación. El vacío legal en el que se encuentran hace que no puedan acceder a su medicina con garantías sanitarias, y muchas veces deben recurrir al mercado negro o a infringir la ley cultivando ellos mismos. Además, como ha ocurrido en otros países, una regulación clara puede beneficiar económicamente al conjunto de la sociedad e impedir que las mafias se sigan enriqueciendo con el tráfico de una sustancia ahora prohibida.

El mundo de las asociaciones y clubes cannábicos, que cumplen tan importante labor social, siempre bajo los principios de responsabilidad y solidaridad, funciona en un limbo legal que acaba de ser arrasado por la cuarentena, y esta situación está provocando dolor y sufrimiento en quienes respetan el aislamiento, o, cuando la necesidad es inaplazable, muchos familiares se ven obligados a romper las medidas propias del estado de alarma para acudir al mercado negro donde, casi con toda seguridad, solo puedan encontrar producto de ínfima calidad en un entorno que no es seguro.

Ahora mismo, dada la situación que vivimos, los enfermos que necesitan cannabis para paliar sus dolencias se ven en situación de vulnerabilidad máxima; saben que un brote de dolor que les lleve a Urgencias puede ser la puntilla final. Sobrellevar una cuarentena sin medicina supone un plus de dolor y agobio, y, para sus familias, ver el dolor y no poder hacer nada es muy duro. Si el coronavirus no conoce de fronteras, tampoco lo hacen el cáncer, la fibromialgia, el Parkinson, la esclerosis múltiple, el dolor crónico…

Hay que evitar que estas personas acudan a los servicios de Urgencias,  y que se vean obligadas a exponerse y a sobrecargar nuestro ya congestionado sistema sanitario para que les administren algún fármaco que, en cualquier caso, nunca será igual de efectivo ni tan poco invasivo como el cannabis.

España llega tarde a la regulación del cannabis terapéutico, pero nuestro gobierno no puede cerrar los ojos a esta realidad. El escudo social es insuficiente mientras no se ocupe también de las excepciones legales, por el bien de muchos enfermos, y por el bien de todos. Los usuarios y los asociaciones no necesitan ser abastecidos, financiados o asistidos; solo necesitan poder dispensar el cannabis medicinal, y sus derivados, que por estatutos corresponda a cada socio.

Las asociaciones y clubes cannábicos se pondrán en contacto con todos sus usuarios registrados para informar de las medidas, que deberán ser respetadas por ambas partes.

  • Las asociaciones y clubes cannábicos establecerán un mostrador seguro de dispensación de efectos, con elementos higienizantes y, a ser posible, mampara protectora. La personas encargadas de dispensar los efectos de los socios, por su parte, tomarán las mismas medidas de autoprotección que cualquier otro trabajador de cara al público: mascarilla, guantes, gel higienizante. Desinfectarán las zonas donde se recibe a los socios entre una y otra dispensación.
  • Las personas encargadas de dispensar efectos solo atenderán con cita previa de la que tomarán registro, procurando establecer una separación mínima de diez minutos entre las citas, para evitar la coincidencia espacial de usuarios.
  • Las personas encargadas de dispensar podrán dispensar los efectos estipulados en los estatutos de la asociación para el mes en curso.
  • Las citas previas deberán hacerse el día antes siempre que sea posible y si el número de socios así lo permite.
  • No se permitirá la permanencia en la sede social más allá del tiempo imprescindible para la dispensación y recogida de los efectos.
  • No se permitirá la coincidencia de más de un usuario al mismo tiempo en la sede social.
  • El horario de apertura siempre estará justificado por la cantidad de citas previas y siempre se limitará al horario contemplado en la autorización municipal del establecimiento.

Estas son algunas de las patologías que, a día de hoy, no están siendo atendidas debido al cierre de los clubes y asociaciones, y para las cuales urge tomar medidas y permitir la dispensación, evitando así que se sigan colapsando los hospitales y que se ponga en riesgo a este sector de la población, ya de por sí vulnerable y castigado por la falta de una regulación.

# 1) Depresión: La depresión es un problema médico que afecta a millones de personas. Un rayo de esperanza llegó a través de una investigación preliminar publicada en 2015 en el Journal of Neuroscience, donde se narra que los compuestos extraídos de cannabis podrían ayudar a aliviar los síntomas de la depresión en los pacientes.

# 2) Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH): Más frecuente en los niños, aunque también afecta a muchos adultos, el TDAH se muestra a través de una aparente incapacidad para prestar atención y una exposición general de hiperactividad e impulsividad. De acuerdo con el Dr. David Bearman, el cannabis es probablemente más eficaz que los productos farmacéuticos en el tratamiento del TDAH, ya que aumenta la dopamina disponible en el cerebro, sustancia responsable de regular el comportamiento y centrar la atención. Esto explicaría muchos de los informes anecdóticos que recibimos de las personas que han tenido éxito con su auto-tratamiento del TDAH con cannabis.

# 3) Enfermedad de Crohn: Múltiples estudios han encontrado que esta enfermedad dolorosa y potencialmente mortal (también conocida como «enfermedad inflamatoria intestinal») puede ser tratable con terapia de cannabinoides.

# 4) El estrés crónico: El estrés crónico (con síntomas tales como ataques de pánico, depresión, falta de sueño y enfermedades cardiovasculares) puede tener efectos perjudiciales en la salud psicológica y física de una persona. Afortunadamente, varios estudios (incluyendo uno realizado por investigadores de la Universidad de Vanderbilt) encontró que el cannabis puede ser muy eficaz para reducir el estrés crónico y sus efectos.

# 5) Trastorno Obsesivo-Compulsivo (TOC): El CBD (uno de los principales compuestos del cannabis) se ha demostrado eficaz para combatir la ansiedad y regularla de manera efectiva. Esto podría llegar a ser un cambio de juego para aquellos que viven con los efectos de este trastorno.

# 6) La esclerosis múltiple (EM): 47.000 casos en España. La EM es una enfermedad degenerativa que afecta al sistema nervioso central y, en última instancia, puede causar discapacidad permanente o incluso la muerte. Si bien el estudio con la enfermedad sigue su curso, la experiencia apunta a que el cannabis es una medida eficaz de alivio para los pacientes que sufren esta enfermedad.

# 7) La esclerosis lateral amiotrófica (enfermedad de ALS aka Lou Gehrig): La ELA es una enfermedad debilitante del sistema nervioso que ataca a la médula espinal y a las neuronas del cerebro, con el tiempo dando lugar a parálisis y muchas veces la muerte por insuficiencia respiratoria. Actualmente no existe cura para la ELA, pero los estudios y la evidencia anecdótica sugieren que el cannabis medicinal podría desempeñar un papel en el futuro para el tratamiento y alivio de los síntomas de la enfermedad.

# 8) Dolor Crónico: 5 millones de personas en España. El dolor crónico se ha definido como cualquier dolor que dura más de 12 semanas, y suele ser incapacitante. Si bien las fuentes de dolor crónico son muchas, el cannabis es un tratamiento a menudo recomendado por los médicos, y la principal causa de uso medicinal del cannabis.

# 9) Distrofia Muscular: La distrofia muscular es la degeneración lenta de la masa muscular de todo el cuerpo. Aunque la enfermedad es genética y la investigación sobre el tema aún no se ha desarrollado totalmente, un estudio de 2010 detalla la forma en que el cannabis podría resultar beneficioso para los pacientes que sufren de la enfermedad.

# 10) Epilepsia: 400.000 mil personas en España. Múltiples estudios han encontrado una relación entre el tratamiento con cannabis y el descenso, o incluso cese, de las crisis epilépticas.

# 11) Lupus: Esta enfermedad inflamatoria crónica afecta a aproximadamente a 75.000 personas en España. Aunque la enfermedad no tiene cura, dos de las propiedades terapéuticas más comunes del cannabis, tratamiento del dolor y de la inflamación, son eficaces en el alivio de los síntomas del lupus.

# 12) Cáncer de mama: En España se diagnosticaron 33.307 nuevos casos en 2019. Este es el tipo de cáncer más común entre las mujeres y al mismo tiempo existe una gran cantidad de investigación por desarrollar sobre la forma en que la enfermedad responde al tratamiento con cannabis. Un estudio publicado el año pasado en Oncología Molecular encontró que el CBD puede ser una sustancia «potente» en la lucha contra el cáncer de mama.

# 13) Fibromialgia: 700.000 personas padecen esta enfermedad en España. El dolor muscular y la fatiga crónica que provocan pueden ser tratados de manera efectiva con el uso de cannabis medicinal. Los consumidores de cannabis de un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Granada en España experimentaron una significativa mejora en su calidad de vida.

# 14) El cáncer de colon: Se calcula que en España actualmente padecen este cáncer unas 90.000 personas, cinco de cada 1.000 españoles de más de 50 años: Esta variedad particularmente virulenta de cáncer ha sido tratada eficazmente mediante el uso de extractos de cannabis con alto contenido de CBD.

# 15) Trastornos del sueño: Un 32% de la población española padece trastornos del sueño, que pueden conducir a serios problemas de salud, incluyendo enfermedades cardiovasculares, diabetes y obesidad. Muchos pacientes con insomnio han encontrado alivio a través de cannabis, especialmente del THC.

# 16) Efectos adversos de la quimioterapia: El dolor, las náuseas, mareo e inapetencia que frecuentemente provocan los tratamientos de cáncer con quimioterapia, son paliados de manera muy efectiva con cannabis y sus derivados.

Estas son solo algunas de las dolencias que a día de hoy se tratan exitosamente, ya sea a nivel curativo o paliativo, a través del cannabis. Las personas que se benefician de este tratamiento gracias a su pertenencia a asociaciones y clubes cannábicos, en este momento están sufriendo por partida doble los efectos del confinamiento.

Puedes encontrar más información sobre aplicaciones terapéuticas del Cannabis en:

Facebooktwitterredditmail

Deja una respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *